Gobierno del Estado de México

Vida y Salud

Revista Reconocer No.182 Agosto 2017

 

 

¿Es posible dejar de comer carne?

El ser vegana(o) o vegetariana(o) son dos hábitos alimenticios que actualmente están tomando fuerza entre la juventud. Si se toma este estilo de vida, debe estar enterado(a) a qué se refiere cada uno de ellos, así como sus ventajas y desventajas.

Para ello, visitamos al coordinador de Nutrición del Centro Oncológico del ISSEMYM, nutriólogo Emigdio Jaimes Alpízar, quien nos resolvió algunas de las dudas acerca del tema.

Las personas veganas consumen sólo alimentos orgánicos y rechazan productos obtenidos de los animales. Los motivos por ser vegana o vegano incluyen el repudio al maltrato de los animales en cautiverio, pues consideran que es un símbolo de respeto a la vida.

Las personas vegetarianas no comen carne (incluyendo el pollo y el pescado); sin embargo, consumen los productos animales que no ocasionan la muerte del animal. Entonces la dieta vegetariana puede incluir alimentos como leche, yogur, queso, huevo y miel, entre otros. Se dividen en diversos tipos:

• Las personas ovo vegetarianas, son aquellos(as) que consumen huevo, pero rechazan la leche y sus derivados.

• Las personas lacto vegetarianas que a diferencia de las y los ovo vegetarianos, incluyen en su dieta la leche, pero no los huevos.

• Las personas ovo lacto vegetarianas, incluyen en su alimentación tanto la leche como el huevo.

Alimentación balanceada

Las razones para convertirse en una persona vegetariana son muchas, pueden ser motivos religiosos, por el medio ambiente o por los derechos de los animales.

El nutriólogo Jaimes Alpízar recomienda que si se tiene una alimentación vegetariana o vegana, se debe tener una suplementación de vitaminas del complejo B, para que no exista ninguna descompensación, ya que es muy difícil encontrar el hierro en otros alimentos que no sea carne.

Recordó el caso de una mujer vegana, quien decidió demostrar que “los veganos no son débiles” y murió al escalar el Everest, dado que su dieta no estaba produciendo los suficientes glóbulos rojos, lo que le provocó la muerte por falta de oxígeno.

Esto no significa que la alimentación tenga que ser completamente carnívora, sino que se encuentre balanceada; lo recomendable es que sólo se consuman 500 gramos de carne a la semana. Una buena opción es el “meat free monday” (lunes libre de carne), una iniciativa que está posicionándose en algunos países de Europa, para reducir el consumo de carne.

¿Y para comer en la oficina?

El nutriólogo Jaimes Alpízar nos mencionó la base del menú diario para comer equilibradamente. Sus recomendaciones se basan en realizar cinco tiempos de comida, el desayuno, comida, cena y dos colaciones:

Menu

  • Desayuno:

Porción de fruta, leche o yogurt, sándwich o quesadilla.

  • Colación 1:

Fruta o verdura (los ayunos prolongados producen aumento de peso).

  • Comida:

Dividir el plato en cuatro partes, la mitad debe ser ocupada por verdura, un cuarto por leguminosas y otro cuarto por carne. Se pueden incluir dos tortillas o dos pedazos de pan en la dieta.

  • Colación 2:

Verdura o una porción de fruta pequeña.

  • Cena:

Sándwich o pan tostado, leche o café.

Recomendaciones

Se debe realizar 150 minutos de ejercicio a la semana, con una intensidad moderada, sin importar la hora en la que se haga, creando hábitos saludables para toda la familia. No se debe permanecer sentada o sentado durante las 8 horas laborales, debe darse un espacio para caminar y realizar un poco de activación física. Para prevenir enfermedades mantenga un peso adecuado, realice ejercicio, no fume y manténgase con un nivel bajo de estrés.

 


Fuentes: Emigdio Jaimes Alpízar, coordinador de Nutrición del Centro Oncológico del ISSEMyM.

Link: ¿Cuál es la diferencia entre vegano y vegetariano?